• English

INF.- Convergencia entre IT y OT

El anteriormente denostado sector industrial está resurgiendo con fuerza en las cabezas de los actores económicos y sociales. Su contribución al PIB, según un análisis del anterior Ministerio de Industria, Energía y Turismo, llegó a ser de un 18,8% en sus mejores momentos. Según el INE, en 2015 representó el 17,1%. Si bien está lejos del 74,9% del sector Servicios (2015), es cierto que ha demostrado ser un impulsor del I+D según ese mismo estudio. La retribución media de sus empleados está por encima de la de otros sectores y genera empleo atractivo. Es un gran punto a favor en un momento de inquietud social por el denominado empleo de calidad. Este éxito del sector industrial no es posible sin la mejora de su productividad. En Wired for Innovation, los investigadores Erik Brynjolfsson y Adam Saunders del Center for the Digital Economy del MIT, indican cómo los ingresos medios por persona, ajustados según inflación, fueron en 2008 algo más de cinco veces los de 1913. Y aun así esta cifra no incorpora la enorme diferencia en calidad de vida y de los productos que se disfruta en 2008: aires acondicionados, transportes rápidos y seguros, comunicaciones instantáneas, mejores cuidados sanitarios, etc. El porqué de esta mejora radica en la productividad. Cualquier medida que contribuya a su incremento debe apoyarse e impulsarse con decisión. Existe finalmente un motivo social para que así sea. Uno de los mayores factores impulsores de la productividad son las tecnologías de la información (IT). La industria ha incorporado desde sus inicios una gran cantidad de mejoras tecnológicas mecánicas, eléctricas, de métodos, electrónicas, etc. La incorporación de las tecnologías de la información es relativamente más reciente (autómatas programables, sistemas embebidos, software de supervisión y control), pero creciente. Y este crecimiento se espera que sea exponencial: MES, procedimientos digitales, IoT, Big Data, robótica, inteligencia artificial, realidad aumentada, etc. Dado el gran efecto positivo que tiene en la productividad, los responsables en las industrias deberían facilitarlo. La historia empresarial ha demostrado que no suele obtenerse el mayor provecho de una tecnología si no se modifican los comportamientos, la organización...

Leer más

INF.- How to implement open innovation

Lessons from studying large multinational companies This report sets out to answer the question: ‘I want to implement open innovation – where shouldI start and what should I do?’ It provides an overview of existing approaches to OI and outlines how a company can start to implement a strategy to match the organisation’s needs. The report will be particularly relevant for CEOs, CTOs and senior managers of R&D and supply chains. It will also be useful for senior managers who have been charged with OI implementation. The report is the product of two years’ research within the Cambridge Open Innovation Network, a network hosted by the Institute for Manufacturing and funded by Unilever and the Cambridge Integrated Knowledge Centre. It illustrates the challenges facing senior managers who are setting out to implement an open innovation strategy in their companies. The importance of organisational culture, and ways in which the culture can be influenced, has been the key focus of this research. From interviews across various sectors, it was clear that OI means different things to different industries. However, all the companies involved recognised that OI represents an opportunity to improve innovation capability and to confront business challenges. All the contributors to our study showed a great interest in understanding and sharing practice about ways to implement OI in their...

Leer más

INF.- Society at a Glance 2016. OECD Social Indicators

This is the eighth edition of Society at a Glance, with 25 indicators in total, and data for the 34 OECD member countries and select key partners (Brazil, China, India, Indonesia, Russia and South Africa) and other G20 countries (Argentina and Saudi...

Leer más

INF.- Las personas, primero: la importancia de las personas en la era digital

Los ganadores en la era digital hacen mucho más que marcar las casillas de una check list de capacidades tecnológicas. Saben que su éxito depende de las personas. La habilidad de entender las cambiantes necesidades y conductas de los clientes es, por supuesto, vital. Sin embargo, el verdadero factor decisivo en la era de la inteligencia será la habilidad de una empresa para desarrollar su cultura corporativa con el fin no solo de aprovechar las tecnologías emergentes, sino también de abrazar las nuevas estrategias de negocio que impulsan esas tecnologías. Las empresas deben centrarse en capacitar a las personas -consumidores, empleados y socios del ecosistema– para conseguir más con la tecnología. Tendrán que crear una nueva cultura corporativa que considere la tecnología como la forma de capacitar a las personas para adaptarse y aprender constantemente, crear nuevas soluciones de forma continua, impulsar el cambio incesantemente y perturbar el statu quo. En una época en la que el enfoque está fijo en la tecnología, los verdaderos líderes deberán, de hecho, poner a las personas...

Leer más

INF.- 35 razones para la colaboración empresarial (y casi 100 casos reales de cómo hacerlo)

En 2010 desde Infonomia lanzamos una iniciativa algo atrevida: co-society. Se trataba de explorar en qué condiciones podíamos estimular la innovación ENTRE empresas, en especial, entre empresas de sectores diferentes. Nuestra experiencia en más de 100 proyectos de innovación para nuestros clientes en Infonomia, nos permitían intuir que, de forma creciente, la innovación más disruptiva se produciría en la “colisión”, el “rozamiento”, la “intersección” de empresas cuyo día a día se lleva a cabo en sectores diferentes. Creo que no éramos conscientes de hasta qué punto nos estábamos adelantando a la historia, para lo bueno y para lo malo. Nos adelantábamos para lo bueno porque no tardamos en descubrir que la innovación colaborativa era una realidad bien clara, aunque algo “escondida”. Empezamos a documentar más y más casos a nivel nacional e internacional, que ilustraban fehacientemente que algunas de las innovaciones más interesantes de los últimos años se habían generado en las “rendijas” entre industrias y sectores. Plástico de origen vegetal aplicados a la fabricación de asientos de automóvil, resultado de la colaboración entre un fabricantes de plásticos y un fabricantes de automóviles. Cristales táctiles (como los que tiene en su móvil) desarrollados desde la confluencia de la ciencia del cristal y la tecnología digital. Nuevos conceptos de transporte público de gran capacidad (para los TranMilenio latinoamericanos) que derivan de la intersección de conocimientos entre un fabricante de trenes y tranvías y un fabricante de autobuses. Y más y más casos que fuimos documentando. Hoy es evidente que la innovación colaborativa está a la orden del día, y que es uno de los mejores caminos para estimular una creatividad cruzada,...

Leer más

INF.- La internacionalización de la empresa española

¿Qué hemos aprendido de la crisis? Principales mensajes: España tiene que elevar su crecimiento y hacerlo reduciendo los desequilibrios acumulados en el período anterior a la crisis, en una economía mundial más globalizada y sometida a una revolución tecnológica sin precedentes Estos retos pueden ser enfrentados a través del ya iniciado proceso de internacionalización . Para ello es fundamental que aumente el tamaño de la empresa. Las políticas públicas deben ir encaminadas a facilitar este proceso, abriendo nuevos mercados, incrementando la competencia doméstica, mejorando tanto la regulación en el mercado laboral, como el funcionamiento de las instituciones, el acceso a la financiación y el capital humano de la sociedad, tanto de empresarios como trabajadores. La digitalización puede ser una palanca especialmente importante para lograr todo lo anterior...

Leer más