• English

Cómo hacer una buena candidatura laboral en Alemania

Marta Montalvo Año nuevo, vida nueva y ¿por qué no? Trabajo nuevo. Incluso país nuevo. A la hora de postular para un trabajo en Alemania hay que seguir los criterios, que difieren de los que estamos acostumbrados en España. ¿Cómo preparar una buena candidatura? Lo primero de todo, mándala en alemán. Parece lógico, pero a no ser que se trate de una gran empresa internacional, el alemán es el idioma del día a día, tanto laboral como personal. Empresas y despachos reciben cientos de curriculums en inglés. Si quieres trabajar en Alemania, aprende alemán. La candidatura o “Bewerbungsunterlagen” en Alemania consta de varios documentos, a saber: portada, carta de motivación, curriculum, cartas de recomendación, títulos universitarios. Por supuesto cada gremio tiene sus propias características; por ejemplo los arquitectos tienen que enviar un portfolio con una muestra de los proyectos ejecutados.  La portada No es siempre necesaria, pero nunca está de más. Se trata de una primera página con una foto bastante grande, la dirección (preferiblemente alemana, en caso de no tener pedir a algún amigo o conocido), teléfono (preferiblemente alemán) de contacto y dirección de email. La foto del curriculum sigue unas reglas estipuladas; le dan una gran importancia y es importante ir bien vestido, la inclinación, la luz, etc. En general todo el mundo se las hace en un estudio de fotografía. La carta de motivación “Anschreiben” Sin duda la parte más latosa, pero de las más importantes. Es imprescindible adaptarla a cada oferta (lo que sumado a que tiene que estar en alemán, complica la tarea). Es importante que conste en el encabezamiento, tu dirección (remitente) y a continuación el nombre de la persona a la que uno se dirige (receptor) con su dirección (de la empresa), lugar y fecha. Poner un asunto; tipo “Bewerbung für (y aquí poner el puesto al que uno postula)”. Comenzar la carta con “Estimado Señor XX” “Sehr geehrter Herr XX” o “Estimada Señora XX” “Sehr geehrte Frau XX” con el apellido.  A continuación, comentar dónde se ha encontrado el puesto de trabajo o cómo se ha conocido la empresa. La carta debe constar de un texto que demuestre...

Leer más

Y surgió Blue red Madrid: risas, un “animómetro” y mucho afecto

Este miércoles 21 hemos dado el pistoletazo de salida a Blue red Madrid con la primera actividad, cuyo objetivo era no sólo aprehender cómo desarrollar redes colaborativas en las organizaciones, sino comenzar a desarrollar nuestra propia red en el área de Madrid. Para ello contamos con la participación de Cristian Figueroa y de un buen número de nuestros socios en Madrid que disfrutaron del contenido de la sesión y de un estupendo reencuentro con otros antiguos alumnos y colaboradores de la Asociación que también residen en Madrid.La sesión, como no podía ser de otro modo, comenzó con el agradecimiento por parte de Javier Zabaleta, presidente de Antiguos UPV a todos los asistentes y la presentación de las líneas maestras más recientes de la Asociación  y para los próximos meses. También Olga Broto, la Directora de la Asociación, dirigió unas breves palabras a los asistentes, de cara a presentar la actividad del Club y a los conectores, Ramón Puchades y Virgili Giner, que liderarán de Madrid esta actividad. Tras las palabras institucionales, les tocó el turno a los asistentes que fueron presentándose uno a uno y contando porqué estaban allí, cuánto tiempo llevaban en Madrid y algunos otros datos personales y profesionales. Después comenzó la sesión, que no pudo ser mejor para el objetivo perseguido: comenzar a crear la Blue red en Madrid. Lo primero que hicimos fue medir nuestro estado de ánimo, con la sofisticada herramienta que nuestro ponente nos facilitó: el "animómetro". Fue muy interesante ver que nuestros ánimos medios eran bastante buenos y las expectativas y curiosidad que había creado el lanzamiento del Club. Después comenzamos a trabajar los Clehes, o como Cristian nos contó, los Leches y esto nos sirvió para conocernos aún más y acercarnos más unos a otros.  Descubrimos que sin mucho esfuerzo y con muy poco tiempo podemos empezar a crear esa red que colabore con nosotros y nos ayude, simplemente a través de una dinámica por parejas que, a buen seguro, nos hizo “sentir” cosas diferentes a todos. El orden y el caos también fueron valorados a la hora de establecer redes. Teniendo en cuenta que tendemos más al orden que al caos...

Leer más

Visita al DLR, la agencia aeroespacial alemana

El pasado 13 de mayo (martes), en el marco de las actividades desarrolladas en el Hub Múnich de Antiguos Alumnos UPV, realizamos una visita al DLR, la agencia aeroespacial alemana, en la que finalmente participaron.... 13 personas. A pesar de los malos augurios que esta constelación podría sugerir a los supersticiosos, la verdad es que la experiencia fue muy interesante, de manera que nuestros miembros y "simpatizantes" pudieron disfrutar durante las algo más de dos horas de duración de la misma. El departamento de relaciones exteriores del DLR planeó una visita "a la medida" teniendo en cuenta el carácter técnico de los participantes, en la que para empezar se nos explicó qué es el DLR, una enorme agencia científico-técnica con 7400 empleados repartidos en 32 institutos, centros de investigación y otras instalaciones de operaciones en 16 emplazamientos distintos dentro de Alemania, sin olvidar las oficinas internacionales en Bruselas, París, Tokio y Washington DC. El DLR es una institución de investigación tanto básica como aplicada, que desarrolla continuamente soluciones para los sectores aeroespacial, del transporte (y otros), lo  que le proporciona un retorno que constituye una tercera parte de su presupuesto anual de alrededor de 800 millones de euros. Ese presupuesto le permite, entre otras cosas, mantener la mayor flota aérea civil de investigación de Europa, dedicada a investigar la física de la atmósfera y muchos otros temas relacionados. Durante la visita pudimos contemplar el Instituto de Robótica, donde se desarrollan soluciones para aplicaciones del espacio, tales como la reparación de satélites desde la Tierra, y también más cercanas, como las operaciones quirúrgicas a distancia. Un investigador del instituto nos explicó los problemas técnicos típicos de estos dispositivos y los principios básicos de un sistema robótico dirigido de manera remota. Tras el instituto de robótica visitamos la enorme cámara anecoica del DLR, con unas dimensiones de unos 24x12x10 metros y totalmente recubierta de elementos piramidales que han de absorber las radiofrecuencias emitidas por un impresionante conjunto de generador y espejo reflectante de aluminio pulido al objeto de que las antenas que sean probadas en su interior sólo reciban la señal...

Leer más